ELEMENT4L

ELEMENT4L

Cuatro Elementos y un destino

ELEMENT4L es difícil, extremadamente difícil. Su sistema de juego es extraño al principio porque no puedes controlar directamente al personaje principal. Solo tienes control en sus cambios de estado que pueden ser Hielo, Fuego, Roca o Aire. Cada estado te permite manipular levemente el movimiento o la dirección del personaje y el objetivo final es siempre llegar a la meta. ELEMENT4L es un juego de plataformas, sí, pero también de habilidad, sincronización y algo de puzle. Ver descripción completa

PROS

  • Idea original
  • Música

CONTRAS

  • Dificultad desequilibrada
  • Desajustes en el control
  • Algunos diseños de nivel

Útil
6

ELEMENT4L es difícil, extremadamente difícil. Su sistema de juego es extraño al principio porque no puedes controlar directamente al personaje principal. Solo tienes control en sus cambios de estado que pueden ser Hielo, Fuego, Roca o Aire. Cada estado te permite manipular levemente el movimiento o la dirección del personaje y el objetivo final es siempre llegar a la meta. ELEMENT4L es un juego de plataformas, sí, pero también de habilidad, sincronización y algo de puzle.

Buscando el “flow”

En ELEMENT4L debes llevar al personaje principal hasta el final de cada uno de los escenarios. Solo hay un camino a seguir pero hay un problema: tu personaje no se mueve. Para hacerlo avanzar tienes que cambiar su estado que va desde Hielo a Aire, pasando por Roca y Fuego. Cada estado tiene su movimiento, así con el Hielo te deslizas por las superficies en cuesta, la Roca te hace ir hacia abajo como un peso muerto, el Aire te hace flotar y el Fuego te permite avanzar hacia adelante unos centímetros.

El desafío reside en que no puedes cambiar de estado de manera infinita. Tienes una barra de energía, que se rellena automáticamente, pero que se gasta en cada mutación. Todo es muy rápido, de hecho la energía te da para uno o dos cambios. La barra se rellena en apenas un segundo pero no puedes, por ejemplo, usar el Aire sin descansar más tiempo del que la energía necesita para recuperarse.

Llegado a este punto necesitas utilizar el escenario a tu favor: cuestas, aire caliente, zonas de lava, saltos, zonas de muelle, agua… cualquier cosa que puedas usar con tal de avanzar.

Si combinas las mutaciones con el escenario correctamente puedes alcanzar un “flow”, encadenando las propias herramientas del nivel con las mínimas diferencias de movimiento de cada estado. Si lo sincronizas bien, si cambias cuando hay que cambiar, usas bien la energía, y lo haces rápido… entonces es cuando puedes superar los desafíos. Si no lo haces bien morirás. Y lo harás. Muchas veces. Porque ELEMENT4L es extremadamente difícil, incluso injusto con el jugador.

ELEMENT4L es más difícil de lo que debería porque hay un desequilibrio entre lo que tu personaje puede hacer y los obstáculos de cada escenario. No siempre ocurre, pero hay secciones extremadamente complicadas que al final superas no por habilidad, sino por suerte, tras infinitos intentos. Esta frustración reduce la jugabilidad varios enteros porque el jugador nunca sabe si el siguiente reto lo podrá superar porque ha aprendido de sus errores o si, por el contrario, lo superará de casualidad.

Exigente

ELEMENT4L se maneja solo con los cursores. Cada dirección corresponde a uno de los estados, así que no es nada complicado de aprender. Otra cosa es, como comentaba antes, alcanzar el “flow”, saber cuándo puedes/debes cambiar, y hacerlo a la velocidad suficiente que requiere el escenario.

Diseño mono y música muy buena

El diseño artístico es muy bueno, y los gráficos empaquetan un juego que tiende al lado más “cute” (mono) de los recientes juegos indie. No hay enemigos ni otros personajes que presentar, a excepción del principal que está bien animado, sin más.

La música es mucho mejor que los gráficos, de eso no hay duda. Hay temas variados, muchos, encajan con el estilo del juego y, posiblemente, te veas sorprendido silbando algunas de las melodías.

Buena idea pero con fallos jugables

ELEMENT4L es una gran idea. Tiene un concepto de jugabilidad bien trabajado, de eso no hay duda. Cuando todo funciona bien puede ser bastante divertido de jugar pero al final te tropiezas con la realidad: algunos aspectos en el control y el diseño de niveles no están del todo pulidos, lo que repercute en aumentar injustamente una dificultad que ya de por sí es muy elevada. Podría haber sido una referencia dentro del mundo indie... Quizá en una posible segunda parte.

ELEMENT4L

Descargar

ELEMENT4L